la infidelidad de la playera del gnc parte 1


LA INFIDELIDAD DE LA PLAYERA DE GNC” 
 




Karina tenía 22 años y desde chica siempre fue una persona tímida e ingenua. Desde la escuela secundaria que estaba de novia con Martín, quien era un tipo simpático, pero sin mucho brillo, monótono en su vida, y hasta cierto punto aburrido. 
 
 Había sido su primer novio y el único hombre en su vida, cabe mencionar que ella estaba  loca y completamente enamorada. 
 
A pesar de ser una mujer muy llamativa, con un cuerpo increíble, no había salido con otro hombre que no fuera Martín. Aunque propuestas no le habían faltado, de hecho muchas veces le molestaba ser tan llamativa, pues a pesar de los piropos no faltaba quien la mirara con lujuria o le faltara al respeto diciéndole alguna obscenidad. 
 
Pero era difícil no mirarla pues era una mujer de aproximadamente 1.75, de piel morena clara, con unos pechos bien parados y bien grandes, que de lejos se veía estaban firmes y duros, una delicada cintura que encajaba perfectamente en su casi esculpida cadera, que daba paso a sus bien torneadas y largas piernas, por atrás un buen par de nalgas redondas, firmes y muy paradas. 
 
Tenía poco tiempo de que se habían ido a vivir con su novio, así que el proceso de convivencia recién empezaba, llevaban algunos meses viviendo bajo el mismo techo, y la monotonía del trabajo de Martín la hacía aburrirse mucho. 
 
Martín por su parte trabajaba en la parte contable de una empresa, Karina mientras tanto buscaba trabajo y seguía estudiando su carrera, aunque a su novio no le gustara tanto la idea de que ella trabajara, dado que él sabía que muchos hombres vería lujuriosamente y llenos de deseo a su novia. 
 
Martin siempre había sido muy celoso y conservador inclusive en la intimidad, cosa que le había causado muchos conflictos con Karina por su forma de vestir pues ella siempre usaba, calzas, faldas o vestidos cortos, tacos altos,  vestía de manera muy sensual y coqueta . 
 
Al llegar la cena de fin de año, el jefe de Martín lo invito con su pareja y asistieron.  
 
Ella se vistió para la ocasión, se puso una falda corta negra con una remera de tirantes negra también y tacones blancos bien altos, realmente se veía increíble. Martin pensó en decirle algo, pero sabía que si se ponían a discutir iba a tener una mala noche, y sobre todo quería dar una buena impresión para poder ascender, así que prefirió quedarse callado. 
 
 Llegaron a la cena puntuales, como era costumbre de Martin, y ya estaban casi todos los empleados con sus mujeres, rápidamente muchas miradas de hombres y mujeres se centraron en Karina, pero sobre todo en su llamativo y casi inapropiado escote que hacia resaltar sus enormes pechos. 
 
Mientras tomaban algo, Martin notaba como los hombres de la fiesta no dejaban de mirar a su novia, lo cual le molestaba claramente, pero no podía permitirse  hacer una escena ahí, mientras él pensaba eso, se le acerco su jefe directo, con el dueño de la compañía con el pretexto de saludar a la joven pareja. 
 
El dueño era el señor Funes y el jefe directo de Martín era Carlos, ambos miraban sin disimulo alguno el escote de Karina mientras conversaban: 
 
Buenas noches? como están? dijeron a coro. 
 
M-Muy bien, excelente fiesta jefe. Dijo Martin. 
 
Luego de hablar un rato, Funes no paraba de alabar a Karina, hasta que de pronto dijo. 
 
F-Y dígame usted jovencita, imagino que tiene algún trabajo de modelo, o algo por el estilo. 
 
K-Jajaja noooo, como se le ocurre. Decía Karina sonrojándose. Ella era algo tímida y vergonzosa, por más que supiera que tenía un cuerpo muy formado. 
 
F- Mira, yo tengo una estación de servicio, y ando buscando una chica para que trabaje ahí, dado que acabo de pasar a una de las chicas de ahí a secretaria de otra de mis empresas, te interesa? 
 
K-Mmmmm ¿estación de servicio? dijo Karina, mientras miraba a Martin. 
 
M- ¿Usted jefe tiene una estación? dijo Martín incrédulo. 
 
K-Pero dígame, ¿pagan bien? ¿Qué debería hacer? Dice ella. 
 
F- Atender la estación de servicio. Pero le digo, rápidamente pasan a un mejor trabajo. Me gusta promover a las mujeres capaces. 
 
M-Pero, jefe, creo que deberíamos hablarlo como pareja antes. 
 
C- Carlos lo mira y dice, Martin solo una entrevista, no es que vaya a quedar sí o sí. 
 
K-Si! es solo una entrevista, cuando debería ir. Dice Karina intrigada. 
 
F-Mañana mismo la espero.  
 
Luego le da un beso en la mejilla, y se aleja hablando con Carlos. 
 
Martin, le recrimina a Karina.  
 
M-¿Vos estás loca amor?  ¿Vas a trabajar ahí? ¿Acaso yo te hago faltar algo? 
 
K-Noo, gordo para nada. Pero podríamos hacer arreglos, cambiar tu auto. Veamos cuánto pagan ¿Te parece? 
 
M-Mmmmm bueno, pero temé cuidado, Carlos es un mujeriego terrible y el viejo Funes dicen que hace casting sabanas. 
 
K-Tranquilo amor, se cuidarme sola, y si, se ve que son bastante babosos los dos. 
 
Mientras tanto Carlos y Funes charlaban a lo lejos. 
 
F-Que buena que esta la novia de Martin! La verdad está para partirla al medio, que tetas por dios! 
 
C- Si, como habrá hecho ese boludo de Martín para levantarla!! 
 
C-Vamos a verla en la entrevista jefe, se ve q es media ingenua la minita. Tenemos que ver como agarrarla. Usted jefe se suma a la idea? 
 
F-Si cómo no! Si nunca me cogí una puta tan rica como esa! 
 
C-La verdad, que tiene un lomo!! Y Ya tengo hasta el uniforme que le vamos a pasar!! El de Anita, se acuerda la híper flaca q se fue?! 
 
C-Señor Funes se acuerda Anita la flaquita?! 
 
F-Anita la que también tenía buen lomo? No me acuerdo. 
 
C-No, esa no jefe 
 
C-La flaca que no tenía nada, la q era un palo. 
 
F-Ah si la recuerdo, y porque ese? 
 
C-Porque ese uniformé es XS, le va a quedar demasiado ajustado, ella con esas gomas debe ser S o M, pero con XS va a estar estirada la tela jefe jaja 
 
F- Jajaja Si mejor! Así podemos disfrutar de esas tetas! Bueno encargate de ver como nos vamos a lograr coger a esa tetona infernal!! 
 
C-Si si quedese tranquilo que yo me encargo, sabes que ganas de hacerme una turca que tengo ahí ja ja ja 
 
F-Si, yo también!! Eso sí, es media timidona me parece que nos va a costar que afloje... Encargate! 
 
C-Jefe, yo me encargo, algo se me va a ocurrir. 
 
Durante toda la noche Martín vio la vista de Carlos y de su jefe tras Karina y moría de bronca por dentro pero no podía decirle nada, uno era su supervisor y el otro el gerente general. 
 
Al otro día... 
 
Karina se levanta se ducha y elige la remera escotada que hacia resaltar sus tetas y un jean bien apretado. 
 
Martín se va temprano, y le dice 
 
M-Amor a q hora es la entrevista? 
 
K-A las 12, dice ella 
 
M-Ok, y te repito, ten cuidado por favor son muy babosos, y si bien están casados los dos, se comenta que son terribles con las minas. 
 
 K-Ya te dije mi amor, vos quedate tranquilo, que yo sé muy bien lo que hago. 
 
M-Ok y después de darle un beso Martín se fue al trabajo. 
 
Karina llega a la estación de servicio, rápidamente pregunta a una de las chicas por el jefe.  
 
Una de las chicas, la mira de arriba abajo y le indica donde, Karina mientras camina hacia la oficina, mira el uniforme y piensa... Es exponerse demasiado, no debería haber aceptado venir acá...  
 
Y sube a la oficina de Carlos, al ser una escalera de madera, sus tacos sonaban mucho al caminar. Toc, toc, toc.  
 
Karina llega a la puerta, y golpea. 
 
C- Pase pase. 
 
Karina entra y Carlos dice  
 
C- Buen día Kari por favor siéntese, permítame decirle que hoy se vino muy hermosa 
 
K-Gracias Carlos, dice ella nerviosa. 
 
Karina sentada frente a él, se siente muy observada, Carlos no deja de mirarla, le devora las tetas con la mirada. 
 
K-Bueno Carlos, la verdad vine un poco de compromiso, no creo que acepte porque me ha traído un poco de problemas con mi pareja, pero escucho, como sería la oferta. 
 
C-Quédese tranquila Kari, trabajara días en la semana, solo 5 horas diarias. 
 
K-Y cargando gnc siempre? 
 
C-Quédese tranquila, que acá tratamos bien a las empleadas. 
 
K-Mmmmmmm, ¿pero no hay algo más administrativo ? Digo no sé, consulto. 
 
C-Generalmente hay unas semanas de pruebas, si trabaja bien y hace caso en todo, muchas veces la promovemos a oficina. 
 
K-Ahhh ahora si me interesa. Dice Karina más entusiasmada. 
 
De pronto, entra Funes 
 
F-Disculpen la demora. Se acerca a saludarla y le mira las tetas cuando la saludan. Y lo mira a Carlos con los ojos bien abiertos. Se sienta junto a Carlos y dice 
 
F-Como van? 
 
C-Llegaste justo hoy es el primer día de Kari y tiene mucho interés en trabajar y también en progresar. 
 
Karina dice, hoy? Pero...pero? Y la paga? 
 
C-La paga será muy bien eso sin mencionar las propinas. 
 
K-Como es eso? 
 
C-Y por lo general a las chicas bonitas les dejan muy buena propina. 
 
K-Ahhhh, bueno. 
 
Funes no deja de mirarle las tetas, ni disimula, lo que hace que Karina se ponga muy nerviosa. 
 
K-Pero que monto sería? Dice ella. 
 
F- Unos 7 mil pesos. 
 
Karina se queda muda, es casi lo que gana Martin piensa, no puede dejarla pasar. Y su cabeza ya piensa en las cosas extras que podrían comprar con eso. 
 
C- Karina, podrías empezar hoy mismo? 
 
K-Ehhh es que no vine preparada, no sé. 
 
F-Por Favor Kari, es que hoy tenemos mucho trabajo. 
 
K-Ehhh bueno deje que le avise a mi pareja. Pero.... y uniformé tienen? O me tienen que mandar a pedir? 
 
C-Si si tenemos justo uno a su medida. Dice Carlos apresurado. 
 
K-Ahhh bueno, entonces me quedo. 
 
F-Pero yo que usted no llamaría a su novio porque no la va a dejar quedarse y es una pena. 
 
K-Emmmmm pero igual tengo q avisarle. 
 
De pronto golpean la puerta. 
 
C- Adelante, dice Carlos 
 
Era Belén, una de las empleadas. 
 
B-Perdón por interrumpir pero es que tenemos mucho trabajo y no damos abasto. Y disculpe, Don Funes, no teníamos reunión ahora a las 15? Subo a su oficina? 
 
Funes se levanta, rumbo a su oficina y dice. 
 
F-Carlos termina los papeles de la nueva incorporación. 
 
Funes se va con Belén y se quedan sólo Carlos y Karina. 
 
Luego de firmar los papeles, Karina dice 
 
K-Hay algún lugar donde tengo que tenga que retirar el uniforme? 
 
C-Ah sí perdona y es por allá yo te indico. 
 
K-Donde? 
 
C-Por acá por el lado derecho hay una puerta. 
 
Karina sale de la oficina, yendo a donde Carlos le había indicado, sus tacos sonaban en el piso de madera. Carlos venía detrás de ella hipnotizado por el andar de la chica que movía ese suculento culo de un lado a otro. 
 
Entran a un estilo baño camarín, y Carlos le dice. 
 
C-Al final están los vestuarios, ahí hay un camarote a nombre de Anita, ahí está el uniforme, yo voy a la oficina, te espero ahí. 
 
Karina se queda sola y saca el uniforme, rápidamente mira que es muy pequeño, pero empieza a cambiarse luego de poner traba en la puerta. 
 
Casi no le entra, hace un esfuerzo terrible, hasta que le entra, muy ajustado, siente que se le marca todo y piensa mirándose al espejo “no puedo salir así, se me marca mucho la tanga y casi no me entran los pechos”.  
 
Piensa, “voy a tener que ir a reclamarle a Carlos, a ver si tiene otro uniforme, tal vez se equivocó”. 
 
Karina se vuelve a poner sus tacos porque nunca le dieron las zapatillas y vuelve a la oficina de Carlos. 
 
Golpea, y escucha q esta con gente. 
 
C-Si adelante. 
 
Sin problema alguno la chica abre la puerta y entra a la oficina 
 
K-Perdón Carlos es muy chico este uniforme, no tienen otro? 
 
Carlos estaba con dos hombres más del sindicato de taxistas, ambos no dejan de mirar a la chica de pies a cabeza, le daban una repasada una y otra vez a las tetas de la Kari que se marcaban en aquel diminuto uniforme y veían con lujuria las bien formadas piernas de la chica, pero mientras ellos hacían eso, Carlos le contesto a Karina: 
 
C-Disculpa Karina, justamente ese el único que nos queda hasta la semana que viene. 
 
K-Mmmm bueno, ¿bajo entonces a ayudar a las chicas? 
 
C-Si por favor. 
 
Karina se sentía muy incómoda porque el uniforme le quedaba muy ajustado, pensaba “en cualquier momento se me escapa una” mientras bajaba a la estación cuando justo se estaba yendo una moto. Al pasar frente a ella el conductor grito:  
 
Puffff mama que pedazo de tetas! 
 
Mientras se alejaba por la calle  
 
Karina se sonrojo mientras se acercaba a sus nuevas compañeras de trabajo, varias la miran con un poco de envidia e inseguridad, es que Karina se veía demasiado exuberante con esa ropa y hacia ver menos a sus compañeras opacándolas con su belleza. 
 
De pronto llega un taxi, al puesto que le habían asignado a ella, rápidamente y llena de nervios se acerca al auto y tartamudeando alcanza a decir: 
 
K-HHHooola buen día! 
 
El Taxista sorprendido por la presencia de la hembra contesta 
 
 Hola!, Que tal nunca te vi ! ¿Vos sos nueva?  
 
K- Hee si hoy empecé,  ¿Como esta? Dice ella inocente y amable.  
 
Taxista: Normal, pero ahora que te veo, de maravillas! Me parece que voy a venir a cargar más seguido acá! jaja 
 
Karina solo se sonrojó y no dijo nada, entonces él siguió.  
 
T: ¿Cómo es tu nombre?  
 
Kari le responde ella con timidez y vergüenza.  
 
T: Bueno acá tenes un plus. 
 
Entonces el taxista saca del bolsillo la plata para pagar y deja un poco más de propina 
 
Karina sorprendida, lo mira y pregunta.  
 
K-¿Y esto?  
 
T-Es para vos, por alegrarme el día morocha.  
 
K- Ahhh gracias! Contesta Karina contenta  
 
Karina se sentía rara, extrañada de la propina, cuando de pronto se acercan dos de sus compañeras, una rubia flaca y una petisa rellenita. 
 
Karina simpáticamente las saluda. 
 
K-Hola ¿cómo están chicas? Soy Karina y ¿ustedes?  
 
 Yo pato y ella es Laura dijo la rubia flaca.  
 
K -¿Hace mucho trabajan acá?  
 
 Pato-  Si si, hace bastante  
 
 K-Y la otra chica q subió? Como se llama?  
 
  P- La que subió es Belu.  
 
En ese momento, llega otro taxi y toca bocina, Karina se acerca caminando como siempre contoneando sus caderas, parece que desfila hacia el auto pero lo hace inconscientemente, está acostumbrada a caminar así. 
 
El taxista desde el auto la ve y se le hace agua la boca, cuando llega frente a él, este le dice. 
 
T-Hola Bombón!!  
 
Karina se siente incómoda con la mirada y el comentario del taxista y se sonroja, entonces él sigue. 
 
T-Como te llamas? 
 
K-Karina 
 
T-  Ah, soy Pablo un gusto! Ni mis pasajeras son lindas como vos!  
 
 K-  Jaja gracias  
 
  K- Lleno?  
 
  T- Si bien lleno por favor! El taxista no hacía otra cosa de mirar como los globos de Karina querían explotar de su remera ajustada, entonces seguía hablándole. 
 
  T- Sos nueva no?  
 
   K-Si, hoy mi primer día. Contesto Karina sonriendo tímida.  
 
   T  Mmm que buen debut! Digo por vos!  
 
   K-Jaja gracias  
 
   K-Son 45 pesos dice ella  
 
  T- Toma, el vuelto es tuyo, dejatelo.  
 
  K- Ayyyy gracias decía Karina sonriendo. 
 
Luego de un día agitador, con varios eventos similares y varios comentarios de hombres en todo el día, vuelve a su casa agotada. Luego de pegarse un baño, espera a Martin que vuelva del trabajo. 
 
 Martin luego de darle un buen abrazo le pregunta. 
 
 M- Y mi amor? Como te fue en el primer día? 
 
 K- Bien, muy bien para ser el primer día. 
 
  M-Y esos dos no se zarparon? te molestaron, algo?  Q te hacen poner esos dos? 
 
 Karina, sabiendo lo celoso que es Martin, prefiere desviar el tema y solo contesta. 
 
 K-Nada nada no tengo ganas d hablar del trabajo y a vos, como te fue? 
 
 M-Bien!! Excelente tal vez me ascienden 
 
 M-Mmmmmm, pero porque no queres hablar Karina? Realmente me preocupa, porque el viejo Funes es un baboso mujeriego y Carlos es peor. 
 
 K-Nada que ver amor, se portaron como caballeros conmigo, es que estoy agotada y deja de pensar pavadas. 
 
  M- Bueno amor! Yo porque los conozco mucho. 
 
Luego, sin mas que hablar ambos se acostaron tranquilamente a descansar. 
 
La semana fue pasando y como un miércoles cuando llego un taxi a la estación, en su interior se encontraba un sujeto, el tipo era un hombre gordo, con pinta de baboso, tenía lentes, que le hacía ver más gorda la cara, al ver a Karina, tan despampánate por aquel atuendo, se quedó callado mientras la miraba de arriba asía abajo desnudándola con la mirada, de repente se bajó del auto, mientras ella le preguntaba: 
 
K- ¡¡¡¡¡Hola!!!!! ¿Lleno? 
 
Durante todo el día la chica había recibido elogios y piropos, afortunadamente para ella ninguno de tipos babosos o morbosos. 
 
El gordo por su parte, la miraba una y otra vez, sin disimulo alguno, se veía como la devoraba con la vista, hasta que se dirigió a ella y le dijo con asombro: 
 
G- No lo puedo creer, ¿sos real? 
 
Karina por su parte se sonrojo y sonrió disimuladamente, con una risita inocente: 
 
K- jijijiji, ¿por qué lo dice? 
 
El gordo maliciosamente se percata que la chica le dio pie de plática y aprovecha para iniciar una conversación con ella: 
 
G- Es que en mis años habia visto nada igual. Lo decia mirandola de abajo arriba. 
 
Karina lo mira raro, no se creia de otro planeta ni tampoco mejor que otras, inconcientemente puso sus manos en la cintura, lo que ocasionaba que las tetas se le levantaran aún más, y con su diminuto uniforme, daba la impresión de que la tela iba a ceder en cualquier momento dejando al descubierto esos preciosos melones que se cargaba en la delantera, lo cual hizo que el gordo no sacara los ojos de encima de ellos. 
 
Karina se sentia muy incomoda, y luego de que se llenara y terminar su labor y lo despide, pero el gordo como si nada pasara la miraba y no dejaba de mirarla, le pago sin emitir ni una sola palabra, haciendo que eso le llamara mas la atencion y la pusiera mas nerviosa a Kari. 
 
Cuando vuelve donde estan sus compañeras, Pato le dice. 
 
P-Nena, el gordo Ramon casi te coge con la mirada. 
 
Y luego todas estallaron en risas y carcajadas, sin embargo Kari se sentia abochornada y contesta. 
 
K- No digas esas cosas, yo nunca sería capaz 
 
CP- A pero eso si dicen que el gordo se carga un buen pedazo 
 
K- No, ni así, yo ni loca engañaría a Martin y menos con un tipo así como ese, da cosa, me daría asco. 
 
CP- Nunca, digas nunca Karina, porque de los cuernos y de la muerte nadie se salva 
 
K- Eso nunca me pasara a mí, yo jamás le haria eso y él tampoco me lo haria a mí, me ama demasiado, bueno nos amamos demasiado como para hacer eso. 
 
P-  Eso dicen todas, hasta que les sucede 
 
Después de un largo día de labores, Karina llega a casa a esperar a Martin, el cual por cuestiones de trabajo todavia no habia llegado a casa, y no lo hará hasta ya muy entrada la noche, Karina por su parte estaba preocupada dado que su novio no acostumbraba llegar tan tarde, por lo que decidió llamarle a su celular, solo para toparse con la sorpresa de que Martin lo tiene apagado, esto la pone muy intranquila, pero lo que ella no sabe es que su novio está sumamente estresado por sus labores, pues Carlos y Funes lo están presionando, con la promesa de un posible ascenso. 
 
Ya prácticamente entrada la madrugada Martin llega a casa agotado, solo quiere dormir, lo que hace que Karina se quede dudando, de cómo va a trabajar hasta tan tarde? 
 
Durante los días siguientes la historia se repitió una y otra vez, Martin llegaba cansado del trabajo, Karina, debido a su ingenuidad no le da tanta importancia, pero las palabras de sus compañeras empiezan a retumbar en su cabeza “De los cuernos y de la muerte nadie se salva” por lo cual ella empieza a sospechar, o levemente en su cabeza le pasa la posiblidad de que Martin, pero rapidamente la niega. 
 
Mientras los días pasaban Karina estaba más integrada con sus compañeras de trabajo, ya habian logrado hacerse amigas, compartian muchas cosas, como el almuerzo. Uno de esos dias mientras todas almorzaban juntas, de la puerta apareció Carlos y con cara de pocos amigos, voz seria, cortante y grito dirigiéndose a una de las chicas: 
 
C- Belu, a mi oficina, pero rapidito 
 
Karina extrañada pues nunca había visto así a Carlos pregunto: 
 
K- Pero que le pasa a Carlos, que mal educado, gritonearle así a Belu enfrente de todas 
 
Por su parte otra de las chicas le contesto: 
 
P- Nada Karina, eso ya es algo común entre ellos dos 
 
K- Es que no entiendo, ustedes siempre suben a reuniones con Carlos o Funes, pero nunca había oído que les hablaran de esa manera 
 
Entonces Laura, otra de sus compañeras, toma la palabra y le contesta a Karina: 
 
L- ¿Quieres que te diga la verdad o te miento? 
 
K- Que quieres decir, de que verdad me estás hablando, que es lo que sucede aquí 
 
L– No te pongas así nena, lo que pasa es que la petisa es tragona y las demás no, escupimos, no sé si entiendes que quiero decir 
 
Mientras Laura decía eso, sonreía con una mirada picara en la cara, Karina por su parte se quedó con su cara de no tener ni idea de que era lo que sucedía, lo cual hizo que otra de sus compañeras, esta vez Valeria dijera: 
 
P- Mira Kari, seguramente Carlos anda de mal genio con su mujer  o molesto por el trabajo, y como a la petisa le gusta chupar y encima se lo traga todo, por eso vino a llamarla a ella, para des estresarse, después le dará un bono en su salario o algo, más claro que eso no puedo ser. 
 
Karina se queda helada y por un minuto recuerda lo que le dijo Martin de Carlos y de Funes y luego exclama horrorizada por lo que acaba de escuchar: 
 
K- Pero que horrible gusto, por dios, que horror 
 
V- Y eso que Carlos es un animal, burro le llaman aquí y el viejo Funes es otro bien verde. 
 
K- Que horror, como puede ser esto 
 
V- Bueno Yesi así dejo esto, ahora es secretaria en la otra empresa que tiene Don Funes 
 
Karina solo escuchaba atenta como las chicas platicaban ahora entre ellas, pero le intrigaba, pues la otra empresa era donde trabajaba su novio Martin, luego de pensar por un minuto eso, lo descarta y sigue comiendo. 
 
Al día siguiente inconscientemente Karina tenía una idea en su cabeza que no le encontraba la respuesta, “¿cómo puede ser que si todas sus compañeras le dan atención especial a sus jefes, no han ascendido?” por tal motivo decidió no quedarse con la duda y le pregunto a una de ellas: 
 
K- Oye disculpa, ayer insinuaron que varias le daban atención a Don Funes y a Carlos 
 
P- Si, así es, ¡que tiene? Contestó Pato con tono de poco amiga. 
 
k- No entiendo ¿Y porque entonces, siguen aquí?, ¿Cómo es que no tienen un puesto mejor? 
 
P- Hay nena, ya viste cuantas somos, no pueden darle puesto a todas, tienes que sobresalir en algo, ya sea moverte muy bien o chupárselas de manera que se vuelvan locos o estar tan buena como tú, ¿Por qué? ¿Te estás animando? El  que te mira demasiado es el viejo Funes, y sin disimulo. 
 
K- No hables así, odio que me digan así, desde siempre me han dicho así muchos cerdos asquerosos y más el viejo ese, odio como me mira, siento que me desnuda con la mirada 
 
P- Se ve que esta re caliente con vos el viejo. 
 
La tarde fue pasando, cuando de pronto, Don Funes sale hasta la estaciones de servicio y muy seriamente se dirige hacia ella. 
 
F- Karina, podrías permitirme un momento, necesito hablar contigo... 
 
Karina, extrañada accede a la petición de su jefe y se encamina a la oficina justo atrás de Funes, cuando llegan a la puerta, el le dice: 
 
F- Pero por favor subamos, necesito hablar con vos en privado 
 
Ya en la oficina de Funes, la chica no puede dejar de pensar en “que es lo que me querrá decir este viejo desagradable”, cuando llegan a la oficina, Karina le dice 
 
K- Disculpe Don Funes, ¿qué es lo que me quería decir? 
 
F- Mira Karina, desde que te conocí me pareciste una chica muy noble, buena y trabajadora, por eso me molesta mucho ser el que tiene que darte malas noticias, de hecho no sé cómo decírtelo 
 
K-  Disculpe señor, no lo entiendo y la verdad me está dando algo me miedo todo esto que dijo 
 
F- Bueno creo que tenes razón, le he dado vueltas al asunto pero es… Martin te engaña Karina 
 
K- De que está hablando Don Funes??? 
 
F- Si Karina como lo escuchaste, Martin te engaña y es más, puedo probártelo 
 
K- Disculpe señor, si esto es una broma me parece de mal gusto, yo creo en la fidelidad de Martin 
 
Después de decir eso Karina se dio media vuelta y se dispuso a salir por la puerta, lo cual aprovecho Funes para darle una repasada al hermoso culito de Karina, pero antes de que ella pudiera retirarse Funes la detuvo diciéndole: 
 
F-  Te dije que puedo probarlo Karina ¿No quieres ver? 
 
Ya harta se da nuevamente la vuelta y mientras lleva sus manos a la cintura, lo mira y le dice al viejo: 
 
K- Y ¿cómo es eso?, demuéstremelo 
 
El viejo mete su mano al cajón de su escritorio, saca un sobre poniéndolo encima del escritorio le dice a la chica: 
 
F- Adentro hay unas fotos que te lo demostraran todo 
 
Ella algo intimidada, toma el sobre, saca las fotos que son tres y solo las mira, después de ver la primera por unos segundos dice altivamente: 
 
K- ¿Qué es esto? 
 
En la foto se observa a un hombre, supuestamente Martin, mientras salía de la oficina con una chica rubia, su secretaria, en la segunda se le ve a los dos comiendo en un restaurante, algo desconcertada Karina dice: 
 
K- Que tiene de malo, es su secretaria seguramente. Mientras tiraba el sobre con las fotos al escritorio 
 
F- No viste la última foto 
 
Funes la toma y se la da en la mano estirando su brazo, Karina mira la fotografía mientras Funes dice “es el, saliendo de casa de ella, ¿Te digo que tiene eso de malo?” 
 
Karina no deja de ver la foto, las ideas le dan vuelta en la cabeza, dudas, desconfianza, temor inundan su cabeza, piensa en irse directo al trabajo de Martin y reclamarle enfrente de todos, pero que ganaría con eso, además él lo negaría todo, por su mejilla se derrama una lagrima, siente que se le revuelve el estómago y pidiendo la autorización de Funes se retira de la oficina. 
 
Al bajar ve que un auto está entrando a su estación, rápidamente saca fuerzas y se dirige a despachar a su cliente en turno, al retirarse este le dice un piropo: 
 
 "Hasta luego preciosa, tu novio debe ser un genio" 
 
Esto hace que Karina prácticamente rompe en llanto cuando el cliente se termina de retirar, rápidamente “Pato” su compañera se acerca a ella al verla en ese estado y rápidamente la interroga: 
 
P- Mujer que te pasa?, te dijo algo ese tipo? 
 
K- No pato, lo que pasa es que soy una cornuda, Martin me engaño 
 
P- No niña debe ser un error,?, como te van a engañar a vos?, pero cómo?, con quién? 
 
K- No lo sé Pato, solo sé que me engañaron 
 
P- Pero como Karina, mira donde trabaja él? Igual y averiguamos algo 
 
K- En una fábrica de plásticos, es conocido de Carlos 
 
P- Pero ahí es donde trabaja Jesi, no me digas… el viejo te conto? 
 
K- No, para nada 
 
P- Y como sabes que te engañaron? 
 
K- Porque vi unas fotos, lo vi con esa fulana 
 
P- Y como era ella? Era alta, rubia, delgada? 
 
K- Si, era como dices, pero eso que importa ahora? 
 
P- Era la Jesi, seguro era ella, lo siento por vos, la Jesi lo debe traerlo loco, acá se enfiestaba hasta con los dos, tanto como con el viejo, como con Carlos, es muy puta la yegua esa. 
 
Después de un día de trabajo por demás devastador, con terribles noticias y verdades, Karina regreso a su casa, con el maquillaje completamente corrido por haber llorado ese día, al entrar a su hogar todo le recordaba a Martín y le dolía, pero pensó en no decirle nada a su novio, preparo la cena como todas las noches y espero a que su “amado” Martín llegara, pero como muchas noches anteriores, Martín no llego hasta ya iniciada la madrugada, esa fue la gota que derramo el vaso, Karina estaba furiosa, por tal motivo y cegada por la ira empezó a pensar una venganza, pero no sabia si hacerlo o no. 
 
Al día siguiente que era sábado Karina solo espero a que Martín se marchara a su trabajo y ya estando completamente sola se dirigió a su armario, se vistió con su uniforme y se dirigió a su trabajo, ya estando ahí fue directo a la oficina de Funes, ni siquiera abrió su estación, paso sin saludar a sus compañeras y sin si quiera un hola. Entro a la oficina de aquel viejo y se encerró en ella, Funes por su parte, estaba en ese momento en una llamada telefónica, pero al ver a la chica ahí solo acertó a decirle a la persona con la que estaba hablando: 
 
F- Disculpa ahora te marco, me acaba de surgir algo 
 
El viejo veía a Karina ahí parada frente a él, la chica estaba imponente, se había puesto el uniforme que le dieron el primer día, por tal motivo la tela parecía embarrada a su piel, se le sellaba todo, las tetas parecía que en cualquier momento desgarrarían sus ropas y los pezones se le marcaban perfectamente pues no se había puesto sostén abajo, Karina sin miramientos y con rabia en sus ojos ve a Funes y con voz seca le dijo: 
 
K- Don funes, veo que usted siempre me mira con deseo por tal motivo es perfecto, quiero que me haga suya. 
 
Funes ve a la yegua ahí parada, esta imponente y sin remordimiento alguno le dice: 
 
F- Claro que si niña, solo que harás todo lo que yo te diga, correcto? 
 
K- Lo que usted diga, solo quiero que me ayude a desquitarme de mi novio. 
 
F- Ok, putita, primero quiero que me dejes ver esas preciosas tetas que te cargas 
 
Karina rápidamente entendió lo que le estaba pidiendo aquel viejo, por tal motivo tomo del escote su blusa y tirando hacia los lados con fuerza, empezó a desgarrar la prenda, dejando ver poco a poco esos dos melones que se cargaba, como una bolsa de supermercado que se rompe y deja caer las compras, las tetas de Karina salieron, dejando ver en todo su esplendor aquel par de senos. 
 
Funes rápidamente acerca sus manos a esos divinos cachos de carne y con ímpetu tomó una teta con cada mano, la chica siente las viejas palmas del hombre en sus tetas, siente como las apreta como un desesperado, de pronto el viejo mete su mano al bolsillo del pantalón y saca su celular, de inmediato apunta la cámara del móvil hacia la hembra y le dice “sonríe” 
 
Karina cubre su rostro y sus tetas mientras dice 
 
K- Que hace don Funes? 
 
F- Acordamos que harias lo que yo quisiera nena o no quieres vengarte de tu novio, bueno ahora entiendo porque hizo lo que hizo, a Jesi le encantaba que le tomaran fotos. 
 
Esas palabras hicieron hervir la sangre de Karina, la estaban comparando con la mujer que le estaba robando al amor de su vida, no podía permitir eso, que esa tipa fuera mejor que ella por tal motivo volvió a ver al viejo y mientras posaba torpemente pues era la primera vez que hacia algo así. 
 
El viejo le daba indicaciones a Karina de que posiciones debía adoptar para sacarle fotos más sensuales, mientras no dejaba de tomarle fotos, ella sosteniendo sus tetas desnudas primero y luego apretándolas con las manos, inclusive Karina se animo a juntarse sus pechos, haciendo que se vieran aun más grandes, Funes se estaba dando un festín visual, y al mismo tiempo estaba consiguiendo una gran colección de imágenes de esa tremenda yegua. 
 
El viejo ya tenia un enorme bulto formado en los pantalones, Karina tratando de humillar el recuerdo tan lindo que tenia de su novio se mueve hacía Funes y con una mano acaricia por encima de la ropa la poronga del viejo, pero este le dice: 
 
F- Espera un momento ricura, que todavía no terminamos tu sesión de fotos 
 
Ella al escuchar esto nuevamente se aleja, solo para ver como el viejo furiosamente arrasa con todo lo que estaba encima de su escritorio dejándolo completamente vacío, Funes mira nuevamente a la chica y le indica que se ponga en cuatro encima de su escritorio y de espaldas a él dejando el culo en pompa, ella guiada por su rabia obedece sumisamente, al estar ahí ingenua, pregunta. 
 
K- Así está bien? 
 
Solo para ser respondida por una senda nalgada que hizo que brincara un poco, y que la hace pegar un grito de dolor, mientras Funes, solo exclama: 
 
F- MMMMMMMM, que rico tenes el culo, y bien duro!! 
 
F- Ahora quítate el pantalón, quiero verte las bragas putita!! 
 
Karina solo se arrodilla encima del escritorio y toma con sus manos los bordes de su pantalón y dirigiéndolo lentamente hacia abajo, deja ver poco a poco su diminuta tanga de hilo dental de color rosa que estaba tragada por sus nalgas, como estaba arrodillada, el pantalón solo bajo hasta las rodillas y no más, pero dejó al descubierto aquel suculento culo, rapidamente Funes se abalanzo encima de ella para empezar a manosear, mordisquear y besar aquel hermoso culo. 
 
Mientras Karina sentía como el viejo recorría sus nalgas con las manos y la boca, le chupaba las nalgas y por momentos con las manos le separaba los cachetes, mientras enterraba el rostro entre sus nalgas y con los dientes mordía aquel diminuto hilo dental, hasta que de pronto, se separó de ella y tomo nuevamente su celular y apuntando nuevamente a ella le dijo: 
 
F- Ahora bonita, posa nuevamente!! 
 
Karina obedeció sin chistar y siguiendo las instrucciones de aquel viejo, quebro lo mas posible su espalda, sacando culo. Funes seguía tomando fotos como loco, se movía alrededor de ella para tomarla de varios ángulos, hasta que no aguanto más y cuando estaba viendo esa preciosa vagina, completamente depilada y de color rosa, se acercó a ella para empezar a chupársela, mientras él le chupaba toda la concha ella solo gemia mientras sentía como la lengua entraba en su intimidad: 
 
K- ¿Qué hace? ¿Por qué hace eso? Mmmmmmmmmmmmmmm ella se terminaba mordiendo los labios. 
 
Karina empezaba a sentir gran excitación, Funes era un experto, se la estaba devorando de una manera que ella sentía que se derretía de placer, pero de un momento a otro Funes de separo de ella, y desabrochándose los pantalones se dirigió hacia adelante, sacó su miembro de su calzoncillo. 
 
Karina se quedo helada cuando vio aquel pene, era más grande que la de Martín, larga, gruesa y venosa aparte de estar extremadamente erecta por la excitación, antes de que pudiera reaccionar, Funes le ordeno bajarse del escritorio de un grito 
 
F-Vamos bajate del escritorio tetona hermosa!! 
 
Cuando estuvo de pie frente a Funes el mismo viejo termino de quitarle el pantalón, Karina quedó solo con su diminuta tanga, y su blusa desgarrada de donde se rebosaban sus enormes tetas. 
 
Funes nuevamente volvió a ordenarle con un grito. 
 
F-Vamos tetona, de rodillas!! 
 
Karina, si bien le molestaba ese trato, obedeció sumisamente y cuando estuvo como Funes le había dicho este le dijo: 
 
F- Tetona, no sabes cuantas noches soñé con que me hicieras una rusa con tus tetas 
 
Funes sin decir mas le puso su pene erecto entre las tetas de Karina, y tomando las manos de ella, las dirigió a los costados de sus globos, para que así ella misma apretara aquella verga con sus tetas, Funes se sorprendió, dado que su miembro era de buen tamaño, pero se perdía en esos dos melones que lo pajeaban. 
 
Funes nuevamente tomo su celular y mientras el movía sus caderas de arriba hacia abajo le decía a ella que hiciera lo mismo con sus tetas, solo deteniéndose un momento para tomar fotos, en las que le ordenaba a la chica, tanto que sonriera como que intentara chuparle la cabeza que se asomaba apenas por arriba. 
 
Eso no duro mucho, ya que el viejo estaba a full, por tal motivo no aguantó más y le ordeno. 
 
F-Pendeja tetona, chupame bien la pija!! dale!!! 
 
Funes la agarro con su mano y se la llevo frente a los labios de ella, Karina automaticamente abrio la boca con miedo, Funes ya estaba a más no poder, y dijo en forma burlona: 
 
F- Comete esta preciosa!! Cometela toda!! 
 
Mientras el viejo decía eso, Karina solo pensaba en vengarse de Martin, por tal motivo tomo de inmediato empezó a chuparlo torpe pero lo mejor que sabia, Funes de inmediato dio nuevas instrucciones: 
 
F- Mmmmmm lo chupas bien, pero a mí me encanta que sean mas putas, que se lo coman todo, ya sabes cómo lo hacia Jesi, por eso chúpamelo todo, desde la cabeza hasta lo huevos!! 
 
Furiosa por la comparación, Karina decidió esmerarse lo más mas posible y hacerlo lo mejor que podia, por tal motivo empezó enrollo su lengua el asqueroso glande hinchado del viejo, podia sentía el sabor amargo y desagradable, pero su orgullo no le permitía retirarse, tenía que demostrar que la “Jesi” no era mejor que ella, esforzándose lo más que podía, Karina devoraba una y otra vez aquella verga. 
 
Se esforzaba y lo intentaba hacer lo mas rapido posible, hasta que de pronto tomandola de la cabeza, Funes la detuvo un poco, para luego ir guiandola lentamente para intentar hacerle llegar su verga hasta la garganta, Karina apesar de que sentia que le faltaba el aire, aguantó, con tal de darle un placer indescriptible a aquel viejo, entonces Funes gritó excitado. 
 
F- Vamos, trágatela toda, de nuevo!! 
 
Karina pensando y diciendose a ella misma “yo lo puedo todo” se introdujo aquella verga en la boca sin medir las consecuencias, pues Funes al ver que la chica es incapaz de tragarse toda su verga, la sujetó de la nuca y empezó a hacer presión para hacerle entrar todo en la boca de ella, mientras le gritaba: 
 
F- TRAGATELA TODA, QUE YO TE AYUDO!!! 
 
Karina penso que se iba a ahogar y sentia como esa verga llegaba a donde nunca habia llegado Martin, su garganta, causándole dificultades para respirar, pero Funes la tenia con fuerza y ella no puedia zafarse, cuando por fin el viejo siente que se la ha tragado toda, suelta a Karina dandole un poco de aire porque ya no daba más, las lagrimas corrían por sus mejillas y sentía que casi se moría asfixiada. 
 
Mientras ella respiraba agitada y con su corazon a mas no poder, Funes nuevamente tomo su celular y empezó a tomarle fotos una vez más, ella estaba ahí arrodillada con saliva y líquidos seminales escurriendo de su boca, solamente tragaba saliva como podia. Después de unos segundos cuando Funes vio que Karina ya estaba algo repuesta, le dijo. 
 
F- Vamos nena, te quiero arriba de mi escritorio y abri las patas!! Lo decia con un tono de superioridad, que Karina odiaba, pero aceptaba. 
 
KKarin en ese momento supo que era inevitable, aquel viejo se la iba a coger de una vez por todas, durante un instante Karina pensó “¿Seré capaz de hacer esto? ¿Que estoy haciendo?” pero de inmediato le vinieron a la mente las imágenes de Martín saliendo de casa de su amante, por tal motivo sin decir nada hizo lo que le habían ordenado. 
 
Cuando ya estuvo tumbada en la posición que le habían dicho, el viejo de inmediato se ubicó entre sus piernas, y tomando su verga con una mano la dirigió a la entrada de la vagina, mientras con la otra le acariciaba sus enormes tetas. 
 
Karina sentía como aquel glande empezaba a rozar entre sus labios vaginales y poco a poco empezaba a hacer presión para entrar, de repente pudo sentir como la cabeza de aquella polla había logrado su cometido, ya había sido penetrada, ahora solo quedaba esperar que aquel viejo le clavara el resto de su miembro, poco a poco y como si fuera una tortura Karina sentía como centímetro a centímetro Funes, le estaba enterrando su pene. 
 
Pero de repente y sin previo aviso sintió con horror como de un solo empujo aquel viejo le clavo en su totalidad su miembro, lo cual hizo que la chica pegara un grito desgarrador y exclamara: 
 
K- AAAAAAAAAAAhhhhhhhhhhhhhhggggggggg, tranquilo, me duele, es muy grande, despacio por favor don Funes!! 
 
Pero el viejo teniendo semejante bestia ensartada no iba a detenerse por las suplicas, y sin compasión alguna empezó a bombearla salvajemente, mientras se aferraba a sus caderas, y veía como esas enormes tetas rebotaban a cada estocada, en la oficina ahora se escuchaban los gritos de la chica. 
 
K-AAAhyyyyyy ahhyyyyy!!! Más despacio por favor!!! Ahhhhyyyy!! Me duele!!!!  
 
Pero poco a poco, su cuerpo empezó a adecuarse al tamaño del viejo Funes y los gritos de Karina fueron convirtiéndose en  gemidos de placer,  Funes la bombeaba con fuerza, pero tuvo que aflojar un poco el ritmo dado que empezó a sonar su celular. 
 
Era Carlos y estaba más que furioso, pues a la persona a la que le colgó Funes cuando Karina llego era un potencial inversionista, Fuenes no le dio mucha importancia al reclamo de Carlos y soberbiamente le dijo: 
 
F- Ahora no puedo atenderte, tengo algo bien grande entre manos jaja 
 
Y dejó el celular en el escritorio, dirigió sus manos ahora hacía las enormes tetas de Karina, solo para agarrarse a ellas y empezar a bombearla fuerte nuevamente, pero ahora Kari ya se habia acostumbrado, por lo cual solo largó gemidos de placer. 
 
Del otro lado del teléfono Carlos solo escuchaba como una mujer gritaba de placer y de inmediato supo que Funes estaba con alguna de las chicas de la estación, pero fue una sorpresa cuando reconoció la voz de la mujer, de inmediato empezó a gritar para que le escuche Funes del otro lado: 
 
C- Viejo de mierda, hijo de la gran puta, te estás cogiendo a la Karina verdad? 
 
Pero en el escritorio nadie le hacía caso, Karina seguía gritando llena de placer, mientras Funes ahora metía sus manos debajo de ella para poder agarrarle las nalgas y de esa forma empujarle más al fondo de la vagina su verga, para que así el pudiera acercar su cara hasta las tetas de la hembra que se estaba cogiendo y empezar a chupárselas degustando esos melones. 
 
Carlos sin embargo escuchaba por su celular como Karina ahora gritaba de placer: 
 
K- Uffff, ahhhh, siiii, mmmmmm haaaaagggg cabron mmmmmm  
 
Karina se mordía los labios, para intentar no gemir tanto, nunca con su novio había sentido tanto placer, mientas en la oficina Funes seguía con su placentera labor de mete y saca en la conchita de Karina, la cual estaba ya completamente entregada al placer que le estaba dando aquel viejo, pero de repente y sin previo aviso Funes empezó a acelerar el ritmo, Karina que prácticamente estaba fuera de sí, solo se dejaba hacer, sin percatarse que aquel hombre pronto tendría una eyaculación. Karina abrazaba aquel viejo con brazos y piernas para lograr sentir una penetración bien profunda. 
 
Luego de un ratito, sintió como el viejo le apretaba fuertemente de las caderas mientras le enterraba toda la verga en su interior y ella se dio cuenta de que el hombre se correría adentro de ella, pero antes de que pudiera decir algo, se sintió inundada por el abundante chorro de semen espeso y caliente que le habían depositado en su interior el viejo Funes. 
 
Luego de eso, Funes se desvaneció sobre ella agitado y exhausto, dando las ultimas estocadas para terminar de vaciarse dentro de ella. 
 
Despues de un rato, y luego de recuperarse, Funes volvió a tomar su celular y viendo que Carlos había cortado la llamada volvió a poner el móvil en modo cámara para tomarle más fotos a Karina ahora, tumbada en el escritorio, boca arriba, con las piernas abiertas, totalmente agitada y con un poco de esperma que le escurría del interior. 
 
La escena era por demás morbosa y excitante, y mientras Funes hacia eso Karina simplemente dijo: 
 
K- Me promete que no le mostrará esas fotos a nadie ¿verdad? 
 
F- Claro que no Kari estas son para mí uso personal, mientras espero la próxima vez, en la que le daremos atención especial a ese precioso culito tuyo 
 
K- Que!?!??! Nooo, por atrás no, eso jamás, nunca se lo he dado a nadie, ni se lo daré, además esta ha sido la única ocasión. 
 
Y mientras decía eso se puso de pie, cubriendo su cuerpo como pudo y se fue directo a donde estaban los baños vestuarios, donde tomo un nuevo uniforme para reemplazar el que ya estaba destrozado, y sin decir nada a nadie y sintiéndose terrible por lo que acababa de hacer, Karina salió del edificio y se dirigió a su casa. 
 
Carlos ni bien la vio salir, subió a la oficina de Funes, el cual estaba recogiendo las cosas de su escritorio que había tirado al piso. Al ver llegar a Carlos y con una sonrisa en su cara, agarró del piso la tanguita de Karina que había quedado en el piso y le dice: 
 
F- Lo hemos logrado socio, esa bebota ya es nuestra… además te tengo una sorpresa, el culito, esta sin estreno. 
 
Carlos abre los ojos de la impresión, y sonrió imaginándose con ese culito entre sus manos.... 
 
 
 
 
 
CONTINUARA....




autor: 

5 comentarios - la infidelidad de la playera del gnc parte 1

SergioMigliaro +1
Este relato tiene varios años ya
IndigoArtok +1
Sii mal ahi que empezar a apurar a ese Hdmp no puede ser que por una parte tarde 5 años
josegroso +1
espectacular como siempre...
van 10
brujo05
Espero la segunda parte jeje
shatirow
Espectacular relato, ya lo habia leido.
Ojala consigas la continuación que nunca la leí
IndigoArtok +1
Sii mal yo tambien espero a que salga la Parte 3. Pero no creo que aquel Hdp termine con eso 5 alos tarda para terminal 1 parte del relato es un Vago de Mrda Hdp


Online porn video at mobile phone